martes, 24 de diciembre de 2013

Solución


Ayer soñé que le pedía consejo a una amiga. Era la última persona a la que le preguntaría sobre el tema, pero así son los sueños. Lo curioso es que tenía una respuesta. Eso me sorprendió. La parte de mí que estaba consciente de que sólo soñaba, supuso que esa respuesta nunca la hubiera dado ella, pero solucionaría mi problema, así que no importaba que mi subconsciente haya puesto en ella la respuesta. Ya me preguntaría por qué en otro momento, después de aplicar esa respuesta buscada por tanto tiempo.

Desperté de inmediato, para arreglar el asunto de una buena vez. Y olvidé por completo lo que había soñado.

Este es el microrelato #23 del desafío de Diciembre.

0 opiniones de editores:

Publicar un comentario

Publicación Anterior:
Cuotas de Libertad

Página de la Historia


Seleccionar Capítulo: