viernes, 20 de diciembre de 2013

Cambio de oficio.

Un poco de caos entre niños nunca falta. Si no son gritos son risas, y por lo general son ambos.
Pero la capacidad de Luca y Mona para dar líos es inconcebible. Con tres incendios, dos inundaciones y una fuga de animales de zoológico en su haber, estas lindas criaturas son famosas en la ciudad.

Su inocencia y su ternura son tales, que no cualquiera podría enfadarse con ellos después del desastre. Pero la evidencia fue clara desde el inicio, en especial para las niñeras, la policía y los bomberos.

Al principio fue un problema para la madre de los pequeños, que cada vez gastaba más en niñeras. Pero hoy en día lo tiene sencillo: se queda en casa a cuidar a sus adorables pequeños, y recibe su sueldo nada más y nada menos que de la compañía que hasta hace poco le enviaba una niñera diferente cada vez.  

Este es el microrelato #19 del desafío de Diciembre.

0 opiniones de editores:

Publicar un comentario

Publicación Anterior:
Cuotas de Libertad

Página de la Historia


Seleccionar Capítulo: