lunes, 10 de enero de 2011

Degradación

Ahora sí, la historia principal. Ha crecido con el tiempo, pero también ha perdido personajes. No se olviden de dar un vistazo a la ficha, y comenten, por favor.
A partir de hoy una parte cada lunes.
====================================================




DEGRADACIÓN




Adopción
-------------------- Pasado


Aún no son las once de la mañana.

Kyle se marchó hace unas horas. Empacó en cinco minutos, ya que al llegar al orfanato Madeleine le  arrebató la única pertenencia que traía, y ahora solamente posee un par de uniformes y los útiles escolares.
Ana está preocupada. No soporta la falta de control en la que se encuentra. Esta imaginando como todo se acaba, pero aunque los ve llegar al orfanato, no parece ser que vayan a llegar hasta la nueva casa de Kyle. Es porque él vuelve a ser “invisible” después de hablar con Madeleine. Lo que sea que la niña le ha dicho, funcionó.

Quedan dos cosas pendientes: evitar que ese par de sirvientes encuentren la dirección de Kyle en los archivos del orfanato, y asegurarse de que el niño regrese.

Una niña de unos diez años entra a la oficina de Ana. Saluda llamándola por su nombre, nunca la llama señora como a las demás.

― Madeleine, cielo, necesito que hagas una cosa más. ― Dice Ana, haciéndole un gesto para que entre.

― Adivino lo que es. ― Dice Madeleine.

― Seguramente. Tú siempre estás atenta.

― Ya lo pensé y creo que será fácil. Lo traeré en unos días. Si preguntan por mí… di que no tienes idea. No 


sería la primera vez que  me escapo.

Nadie volverá a ver a Madeleine cerca del orfanato en los próximos dos días.

Cae la noche y Ana descubre que alguien está en la sala de archivos. Ha estado esforzándose para no ser vista, ocultando su propia luz interna, y le alegra poder resolver ese asunto pronto.

Ellos vinieron a buscar a un niño cuya luz no pueden percibir ahora, pero saben que estaba aquí. Conocen el nombre pero no saben si será tan fácil como abrir el archivero que tiene la etiqueta “K”.

― Martin y Sora. ― Dice una voz infantil a sus espaldas.

El niño ha llegado sin hacer ruido, y ellos pueden notar algo en él. Algo que lo hace parecerse a Kyle, pero no están seguros. Algo no está bien y ellos se concentran en esa energía para entender cual es el problema.

― Sólo envió a dos para buscarme. ― Dice el niño, con tono de lástima.

― No necesitaba enviar a nadie más. ― Dice Martin.

― Ven con nosotros. ― Exige Sora.

Ahora apenas comprenden que el niño está muriendo.  Y están bien seguros de que no es Kyle. Ver un poco más de cerca, los espanta. Este niño esta “envenenado”; todo el tiempo ha sido una trampa. Concentrarse tanto en él, los ha matado. No hay nada que puedan hacer ya, excepto despedirse con la mirada.

Matar a un huérfano para emboscar al enemigo es una estrategia cruel, Ana lo sabe, pero es que el mundo es cruel.

3 comentarios:

  1. Hola!! He decidido comentar a medida que vaya leyendo tus historias. La verdad es que tienes una forma de escribir que engancha, dejas el suspense en el aire y eso es algo muy difícil de lograr. Te felicito por eso =D. Además tus historias sí son intereasntes *.* quiero seguir leyendo, ¡pero tus capítulos son extremadamente cortos! jaaa bueno no me quejo, esto me pasa porque estoy muy acostumbrada a leer capis largos.

    Un saludo, y continua la historia.

    PD: ¡ya tengo ganas de dibujar los personajes! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, necesito un banner tuyo para afilarlo a mi blog y así no perderte.

    ResponderEliminar
  3. Uhm... sí, estoy trabajando en conseguir el banner...

    Gracias por comentar, y lo de los capítulos cortos... es para no espantar a los que no están acostumbrados a los capítulos largos xD

    ResponderEliminar

Publicación Anterior:
Cuotas de Libertad

Página de la Historia


Seleccionar Capítulo: