lunes, 31 de enero de 2011

Degradación. Cuarta entrada


(No creo que sea necesario leer las historias cortas para entender Degradación, pero ahora podrían encontrar interesante Convencer a uno solo.)

Familia
-------------------- Presente
Madeleine había tenido una mala temporada. Los Morris eran imposibles de convencer, y se había esforzado mucho en la ruta equivocada. Pero lo importante era que Kyle volvería pronto al orfanato; lo pediría él mismo ya que accidentalmente, lo había quebrado a él.

Ana y Madeleine estaban almorzando juntas por primera vez en largo tiempo, relajándose ahora que la situación estaba bajo control. La mayor sentía un poco de culpa, sabía que estaban haciendo demasiado desdichado a Kyle, pero no había más remedio. La muchacha no pensaba mucho en eso, y quizá era más difícil para Ana ya que debía seguir vigilándolo, así que estaba al tanto de lo mal que él estaba.

domingo, 23 de enero de 2011

Degradación. Tercera Entrada.


Familia
-------------------- Pasado
Cuatro niños y dos adultos caminando por el parque. Algo que no llama la atención. Pero los niños corren peligro y lo saben, aunque tratan de mantener la calma. La menor es Rose, la niña que sujeta la mano de Kyle. Ella es quien más calmada se ve, pero eso es porque Tony le dijo que todo iba a estar bien.
Se dirigen a un edificio de apartamentos y entran a un sitio vacío en el segundo piso.

lunes, 17 de enero de 2011

Degradación. Segunda Entrada.

Adopción
-------------------- Presente


Cuando los Morris adoptaron a Jared, estaban en otro país y las reglas eran muy diferentes, así que ahora estaban un tanto confundidos, pese a la sencillez del proceso. Amanda tenía la seguridad de que debía adoptar a Kyle, de modo que no había limitación lo bastante grande.

Ana le había recomendado pensarlo mejor, argumentado que el muchacho estaba en una edad difícil y tenía problemas para socializar. No podían, además, exponerlo a otro rechazo, ya que lo manejaba muy mal. Daniel estaba inseguro después de oír todo eso, pero su esposa no había cambiado de opinión:

― Sé lo que es que te rechacen. ―dijo ― Tengo que intentar ayudarle.

lunes, 10 de enero de 2011

Degradación

Ahora sí, la historia principal. Ha crecido con el tiempo, pero también ha perdido personajes. No se olviden de dar un vistazo a la ficha, y comenten, por favor.
A partir de hoy una parte cada lunes.
====================================================




DEGRADACIÓN




Adopción
-------------------- Pasado


Aún no son las once de la mañana.

Kyle se marchó hace unas horas. Empacó en cinco minutos, ya que al llegar al orfanato Madeleine le  arrebató la única pertenencia que traía, y ahora solamente posee un par de uniformes y los útiles escolares.
Ana está preocupada. No soporta la falta de control en la que se encuentra. Esta imaginando como todo se acaba, pero aunque los ve llegar al orfanato, no parece ser que vayan a llegar hasta la nueva casa de Kyle. Es porque él vuelve a ser “invisible” después de hablar con Madeleine. Lo que sea que la niña le ha dicho, funcionó.

Quedan dos cosas pendientes: evitar que ese par de sirvientes encuentren la dirección de Kyle en los archivos del orfanato, y asegurarse de que el niño regrese.

Una niña de unos diez años entra a la oficina de Ana. Saluda llamándola por su nombre, nunca la llama señora como a las demás.

― Madeleine, cielo, necesito que hagas una cosa más. ― Dice Ana, haciéndole un gesto para que entre.

― Adivino lo que es. ― Dice Madeleine.

― Seguramente. Tú siempre estás atenta.

― Ya lo pensé y creo que será fácil. Lo traeré en unos días. Si preguntan por mí… di que no tienes idea. No 


sería la primera vez que  me escapo.

Nadie volverá a ver a Madeleine cerca del orfanato en los próximos dos días.

Cae la noche y Ana descubre que alguien está en la sala de archivos. Ha estado esforzándose para no ser vista, ocultando su propia luz interna, y le alegra poder resolver ese asunto pronto.

Ellos vinieron a buscar a un niño cuya luz no pueden percibir ahora, pero saben que estaba aquí. Conocen el nombre pero no saben si será tan fácil como abrir el archivero que tiene la etiqueta “K”.

― Martin y Sora. ― Dice una voz infantil a sus espaldas.

El niño ha llegado sin hacer ruido, y ellos pueden notar algo en él. Algo que lo hace parecerse a Kyle, pero no están seguros. Algo no está bien y ellos se concentran en esa energía para entender cual es el problema.

― Sólo envió a dos para buscarme. ― Dice el niño, con tono de lástima.

― No necesitaba enviar a nadie más. ― Dice Martin.

― Ven con nosotros. ― Exige Sora.

Ahora apenas comprenden que el niño está muriendo.  Y están bien seguros de que no es Kyle. Ver un poco más de cerca, los espanta. Este niño esta “envenenado”; todo el tiempo ha sido una trampa. Concentrarse tanto en él, los ha matado. No hay nada que puedan hacer ya, excepto despedirse con la mirada.

Matar a un huérfano para emboscar al enemigo es una estrategia cruel, Ana lo sabe, pero es que el mundo es cruel.
Publicación Anterior:
Cuotas de Libertad

Página de la Historia


Seleccionar Capítulo: