martes, 22 de junio de 2010

Hermanos en lo extraño. Etapa 9

Etapa 9
Sin Enemigo Común

Amelia y Caleb. Eran los nombres respectivos de Hoguera y Tempestad. Los verdaderos. Quizá ellos seguirían utilizando los nombres con que alguna vez se habían tratado, pero... sus padres los recordaban como Amelia y Caleb.

Habían sufrido mucho a causa de aquel secuestro, y de los poderes que habían obtenido. Odiaban aquellos poderes y estuvieron felices de perderlos. Pero lo mejor fue volver a sus hogares, donde, pese al tiempo, los recibieron con alegría.

lunes, 21 de junio de 2010

Hermanos en lo extraño. Etapa 8

Etapa 8
La Librería

Aunque los estaban esperando, Javier no contaba con tener que enfrentar solo a Luna y Gravedad. Sin embargo, así se había dado la situación, y tenía que afrontarla.
- Tengo algo importante que decir. – suponía, acertadamente, que está vez no había interés alguno en llevarlo con vida, así que debía captar rápido la atención de sus atacantes – Ustedes no están solos en el mundo; sus padres murieron hace mucho, pero ustedes se tienen el uno al otro.
- ¿Qué murieron? – dijo Gravedad – ¿De donde sacas eso? ¿Qué le pasó a mis padres?
- Sus padres, Leo. Ustedes son hermanos. Gemelos. Como Jaime y yo… Aunque no tienen nuestro don.
- ¿Por qué te creeríamos? – dijo Luna – ¿Cómo puedes saberlo?
- Preguntamos, Patricia. Ellos se asustan igual de fácil que nosotros. Acaban por contarnos lo que queremos saber – era mentira, Douglas se los había dicho – Ese año, secuestraron huérfanos. Ustedes y otros dos. Sabían más sobre ustedes que sobre nosotros. Pueden creerme a mí, o simplemente preguntar. Aún sin el don de Maribel, ustedes pueden asustar a una de las cuatro personas que saben sobre ustedes. Son Máxime y Marcelo, por supuesto… Doyle y… una mujer… Milagros… ¿Se atreverán a preguntarles?
- Dices que… ¿somos gemelos? – dijo Luna.
Gravedad y Luna se miraron el uno al otro mientras Javier decía que sí, que eso había dicho.
Luna dejó se cegar a Javier, y él se marcho mientras los gemelos se reconocían.
- “Patricia” – dijo él, tratando de creerlo.
- “Leo”. – respondió ella.
Solos en el mundo; pero juntos. Nunca habían tenido nada más, y de algún modo, suponían que podían seguir así. Aún si Javier mentía, la idea los había seducido bastante. Y algo de lo dicho por Javier era, sin duda alguna, verdadero: ellos podían sacarle la verdad a Doyle. Sin duda el no sería tan valiente ahora que ellos no estaban en jaulas… No, no estaban en jaulas, y por primera vez eran concientes de ello.
Tan pronto como exigieron respuestas, confirmaron las palabras de Javier. Entonces, dejaron de ser un obstáculo; se alejaron lo más posible del asunto, listos para escapar en cualquier momento, pues suponían que los cazarían; ellos debían saberlo, pues habían sido cazadores hacía muy poco.
Tuvieron, sin embargo, la suerte de que la organización estuviera muy ocupada con los otros jóvenes. Ellos habían seguido investigando, y de seguro los delatarían pronto.

lunes, 14 de junio de 2010

Hermanos en lo extraño - Etapa 7

Etapa 7
El Diseñador de Engendros

Maribel necesitaba una distracción para no fantasear demasiado con Javier. Y en realidad, tenía algo importante en que ocuparse, así que se dedicó a ello: asustar a Larson.
Larson los llevó a Carlyle, otro empleado sin jefe, quién, sin embargo, recordaba a un compañero de trabajo. Éste les explicó detalles respecto al método usado para modificarlos genéticamente, y de eso no entendieron nada. Pero también les explicó por qué los cazaban: su sola existencia podía causar investigaciones que llevarían al descubrimiento de la organización y sus experimentos.

Él sí les había llevado al siguiente nivel, y ese era muy importante. Por lo que ellos sabían, podría ser un solo escalón debajo de los jefes de todo. Los chicos casi no podían creerlo, y prueba de ello era que no se apresuraban a decidir qué le dirían exactamente a la policía.

Entre tanto, Luna y Gravedad no los dejaban en paz, pero tampoco lograban vencerlos. Eran simplemente un fastidio. Los gemelos, Gerardo e Idalia no comprendían porque Maribel sentía culpa por asustarlos. Pero es que entre más indagaba en los temores de los dos molestos jóvenes, más identificada se sentía con ellos.

sábado, 12 de junio de 2010

Hermanos en lo extraño. Etapa 6

Etapa 6
Corazones Inversos

Después de rescatar a Jaime, aún debían ir a casa. Llegaron hasta el siguiente día. Todos fueron reprendidos en diferentes tonos, pero estaban satisfechos.
Fátima había llamado buscando a Jaime alrededor de las siete de la noche. Resultó ser que sólo quería conversar con él. Pese a que Jaime le ocultaba todo lo relacionado con “superpoderes” y los genetistas/secuestradores, ambos encontraban siempre tema de conversación.
Mientras su hermano estaba tan ocupado, Javier encontró refugio en Maribel. Ella lo convenció de que Jaime sé podía ser su hermano, ayudarles con su “objetivo” y ser el novio de Fátima; pero tendrían – todos – que ser pacientes con él. Luego, lo mantuvo ocupado para que se olvidara de que estaba compartiendo el tiempo de su hermano con aquella chica.
Publicación Anterior:
Cuotas de Libertad

Página de la Historia


Seleccionar Capítulo: