domingo, 20 de diciembre de 2009

Pensamientos Sombríos. Epílogo

Felices Fiestas.
(diciembre 2028)

- ¡Yo voy, yo voy! - gritó Diego, corriendo hacia la puerta.

Sus padres estaban distraídos en los preparativos para la cena navideña, de modo que no les molestaba que él atendiera. Sin embargo, le repitieron que debía verificar quien llamaba antes de abrir.

Se trataba de Bernard.

- No puedo creerlo. Te dije que esperaras. - dijo iris, saliendo a saludarlo.

- Yo les prometí que ayudaría con la cena.

Iris estaba decidida a argumentar algo, pero la voz lejana de Adrian ahogó su reclamo.

- Pues empieza ayudándome a mí.

Diego adoraba a Bernard porque siempre "adivinaba" lo que él quería. No siempre le complacía, pero siempre lo hacía divertido. Bernard tenía talento para tratar con niños, aunque sus alumnos desaplicados lo detestaban, ya que siempre los descubría al hacer trampa.

La cena estaba lista y Diego ayudaba a su madre a poner la mesa, cuando el timbre sonó nuevamente. Atendió Adrian. Eran Mariana y Lara. Una parecía el clon en crecimiento de la otra. Lara no había heredado nada de su padre, excepto...

- ¿Lo ves, mamá? Incluso Adrian piensa que parezco una muñeca. ¡No quiero parecer una muñeca! La próxima vez yo elegiré mi ropa.

- ¿Qué... ? - Adrian estaba sorprendido - Si yo no he dicho... nada.

Pero sí, lo había pensado.

Mientras Bernard convencía a su hija de que había ventajas en lucir como una muñeca, Mariana saludaba y conversaba con los demás.

Dos familias felices. El secreto de Adrian e Iris, era tener conversaciones largas, sin dejar nunca ninguna duda entre ambos, y explicar todo a su pequeño partiendo de la premisa de que podría comprender. El secreto de Mariana y Bernard, era que él sabía lo que ella pensaba y actuaba en consecuencia, y con respecto a Lara, era capaz de saber lo que ellos pensaban sobre ella, y la mayor parte de las veces lo comprendía y le agradaba.

FIN

3 comentarios:

Publicación Anterior:
Cuotas de Libertad

Página de la Historia


Seleccionar Capítulo: